Reduce tu huella de carbono

Instalando paneles
foltovoltaicos para
autoconsumo

La instalación de energías renovables contribuye a un sistema de generación de energía socializado, además de generar energía limpia cubriendo el 100% del gasto energético, ya sea en el hogar o en una empresa.

También es una buena opción para reducir sustancialmente la factura de la luz.

Conoce nuestra selección de expertos

Contigo

Todo el territorio nacional

Contigo Energía, filial de Gesternova, nace con el objetivo de satisfacer las necesidades energéticas actuales sin comprometer los recursos de generaciones futuras, ofreciendo soluciones sostenibles que sean respetuosas con el medio ambiente. Produciendo tu propia energía 100% renovable, podrás reducir tu factura de luz.

Más información

Eco

Madrid, Segovia, Toledo, Guadalajara, Ávila, Zaragoza, País Vasco, Navarra y Barcelona.

Fundada en 2005, esta empresa sin ánimo de lucro presenta Oleada Solar, el proyecto para el fomento del autoconsumo en viviendas, con los valores de la economía social y solidaria.
Una instalación de Oleada Solar reduce la huella de carbono, el cableado, ingeniería, monitorización y tramitación administrativa.

Más información

Ohmia

Valencia, Castellón, Alicante, Murcia, Teruel, Cuenca, Albacete, Ciudad Real, Toledo, Guadalajara, Córdoba, Jaén, Granada, Almería

Nace a finales de 2015 con el objetivo de dejar un mundo mejor a las futuras generaciones. Conoce el sector energético desde la instalación a la venta, aportando soluciones eficientes y sostenibles con una gran gestión de la oferta y la demanda energética, optimizando el servicio y ofreciendo mejores costes.

Más información



Y descubre la financiación de una instalación de autoconsumo con Triodos Bank.

Preguntas frecuentes

El autoconsumo consiste en la generación de tu propia energía mediante la instalación de paneles fotovoltaicos. Esta instalación está conectada a la red eléctrica, por lo que nunca te quedarás sin suministro y toda la energía generada por la instalación ayudará a reducir la factura de la luz.

La instalación de autoconsumo supone un ahorro desde el momento de su conexión y genera independencia energética, proporcionándote tranquilidad ante las posibles subidas del precio de la luz. Además, ayuda a reducir emisiones de CO2.

  • Permite obtener un ahorro energético y económico, con una pequeña inversión inicial. La instalación debe dimensionarse en base a la demanda horaria de energía eléctrica.
  • No supone un coste para el sistema eléctrico y no requiere de primas para su rentabilidad económica.
  • El autoconsumo de energía eléctrica, al producirse en el lugar donde se genera, reduce pérdidas asociadas al transporte y distribución de la electricidad. Contribuye también a reducir saturaciones en la red de distribución y al aplanamiento de la curva de demanda eléctrica.
  • Contribuye a la seguridad y la garantía de suministro, a la eficiencia económica del sistema y puede ayudar al cumplimiento de los objetivos de la Unión Europea en materia de energías renovables, con un coste inferior a otros mecanismos de fomento.
  • Reduce el consumo de combustibles fósiles y la dependencia energética con el exterior.
  • Contribuye a la reducción de emisiones de gases contaminantes, facilitando el cumplimiento de los objetivos ambientales en la lucha contra el cambio climático y en la mejora de la calidad del aire.
  • Incentiva la actividad económica e industrial, mejora la competitividad de las empresas y fomenta la creación de empleo.
  • Colabora en la democratización del modelo energético, dando un papel más activo a los consumidores y usuarios del sistema eléctrico.

La instalación necesita un mantenimiento mínimo de limpieza, que puede realizar tanto el propio usuario como contratarlo a través de la comercializadora.

Los elementos generadores de energía de la instalación son los paneles fotovoltaicos. La garantía de producción por parte de los fabricantes es de 25/30 años. Después de esta fecha la instalación seguirá funcionando normalmente incluso por más de 40 años.

El Consejo de Ministros aprobó el 5 de octubre de 2018 un real decreto-ley de medidas contra la pobreza energética que deroga el cargo que se imponía a los autoconsumidores por la energía generada y consumida en la propia instalación, el llamado “impuesto al sol”.
Entre las medidas expuestas están la simplificación de los trámites burocráticos y técnicos para las instalaciones de autoconsumo y la eliminación de la obligación de que las no superiores a 100 kilovatios (kW) se inscriban en el registro administrativo de instalaciones de producción de energía eléctrica.

También reconoce el derecho al autoconsumo compartido por parte de uno o varios consumidores, lo cual permitirá aprovechar las economías de escala y defender el derecho a autoconsumir energía eléctrica sin peajes ni cargos.

Desde 2011 es totalmente legal el autoconsumo en España. Además, para los suministros inferiores a 10 kW, casi el 100% de las viviendas de este país, no hay que pagar ningún tipo de tasa, peaje o impuesto por la energía generada.